La lección de una tarjeta de crédito

Yo solía llevar una tarjeta de crédito para identificación y gastos imprevistos. Noel y Yo dejamos de usarla para compras regulares después de un seminario sobre finanzas personales en nuestra iglesia, que dejó al descubierto nuestros hábitos necios en cuanto a comprar a crédito.

Eso resolvió el problema de gastar más de nuestro presupuesto mensual.  Ahora usamos cheques y efectivo para todo.