Vivir en la libertad o esclavitud

¿Alguna ves estuviste encarcelado por algún delito? ¿pasaste algún tiempo entre rejas? En la cárcel tu libertad está limitada, tu vida se debe ajustar a los reglamentos. Duermes, comes, te bañas, etc. sólo en los horarios establecidos y no cuando quieres. En la comparación que realiza Pablo menciona a los esclavos. Estos no solo tenían privada su libertad, sino que no tenían voluntad propia, sus…

Hoy sé quien es Dios

Este es el mayor y más extraordinario cambio que un hombre puede experimentar: ser sacado de la tumba de la muerte espiritual para ser conducido a la luz de la vida y de la libertad... En verdad así debe ser: quienes de entre los muertos reciben la vida ciertamente reconocerán la mano del Eterno en semejante resurrección. Este es el mayor y más extraordinario cambio…

Vuélvase niño

Así que, cualquiera que se humille como este niño ese es el mayor en el reino de los cielos. Y cualquiera que reciba en mi nombre a un niño como este, a mi me recibe. Mateo 18.4-5

Usted y yo debemos humillarnos y volvernos como niños pequeños. Mientras que el Señor quiere que crezcamos en nuestra actitud, comportamiento y aceptación de responsabilidades en Cristo (ver Efesios 4.15), al mismo tiempo quiere que seamos como niños en nuestra dependencia y en la libre expresión de sentimientos hacia El.

Un helado para el alma.

La semana pasada lleve a mí hijo a comer a un restaurante. Mi hijo de dos años me preguntó si podía bendecir la mesa antes de comer lo que nos habían traído.
Mientras inclinamos nuestras cabezas, y plegamos nuestras manos, mi niño dijo:

-Dios es bueno, Dios es grande. Te doy gracias por los alimentos que vamos a comer y te agradecería aún más si mamá nos da helado como postre. Y que haya libertad y justicia para todos. Amén

UN hombre cayó en un pozo.

Un hombre cayó en un pozo y no podía salir
Una persona SUBJETIVA se acercó y dijo: «Me identifico con tu situación».
Una persona OBJETIVA se acercó y dijo: «Es lógico que alguien haya caído ahí adentro».
Un FARISEO dijo: «Sólo la gente mala cae en un pozo».
Un MATEMÁTICO calculó cómo se había caído en el pozo.
Un PERIODISTA quería la historia exclusiva del pozo.
Un FUNDAMENTALISTA dijo: «Mereces estar en el pozo».

El capullo.

Un hombre encontró un capullo de una mariposa y se lo llevó a casa para poder verla cuando saliera del capullo. Un día vio que había un pequeño orificio y entonces se sentó a observar por varias horas, viendo que la mariposa luchaba por hacerlo mas grande para poder salir.

El hombre vio que forcejeaba duramente para poder pasar su cuerpo a través del pequeño agujero, hasta que llegó un momento en el que pareció