Ilustraciones

Todos necesitamos de Cristo

– Espero que su sermón haya impresionado a los criminales. Una predicación de esa clase debe hacerles mucho bien.

– ¿Te hizo bien a ti?

– Pero ¡Es que usted estaba predicando a los presidiarios!

El pastor meneó la cabeza y dijo: – Yo estaba predicando el evangelio de Cristo, y usted lo necesita tanto como ellos.

Fuente: www.tusermon.com

A CONTINUACIÓN DEJE SU COMENTARIO A ESTE ARTICULO