Vida Cristiana

Él te levanta del pozo

Algo para leer

Te ensalzaré, Señor, porque me levantaste, porque no dejaste que mis enemigos se burlaran de mí. Señor, Dios mío, te pedí ayuda, y me sanaste. Tú, Señor, me sacaste del sepulcro; me hiciste revivir de entre los muertos. Salmos 30: 1-3 Nueva Version Internacional

Algo en que pensar

El título dice “Una canción en la dedicación de la casa ‘. Nadie sabe si esto se refiere al templo (casa de Dios) o la propia casa de David. De cualquier manera, fue un momento de celebración y reflexión para David, mirando hacia atrás en un período de su vida cuando experimentó gran sufrimiento.

David ha experimentado serios problemas – probablemente una enfermedad (v2b), hasta el punto de la muerte – pero se ha recuperado. Sin embargo, su enfoque no está en su problema, sino más bien en lo que Dios ha hecho al respecto! Mira a todos esos verbos que describen lo que Dios hizo para ayudar: “levantar”, “No dejes que mis enemigos se rían”, “sanado”, “educado” y “restaurado”.

“Levantado’se usa en otras partes de la Biblia para describir a alguien tirando un cubo de un pozo. David ha estado abajo en un pozo, pero Dios lo ha levantado!

Todo el movimiento es hacia arriba, no hacia abajo. Me recuerda a la promesa de Dios a su pueblo en Deuteronomio 28:13: “Si obedecen fielmente mi voz, el Señor te hará la cabeza y no la cola, y sólo subirá y no hacia abajo. ‘

Todos estamos familiarizados con ‘esa sensación de hundimiento’ que tenemos cuando estamos deprimidos o mal. La gran fuerza de David fue su capacidad de echar mano de Dios en esos momentos más difíciles, y encontrarse a sí mismo ‘levantado’ del pozo! La curación que se habla en el versículo 2 se puede aplicar, por supuesto, para el cuerpo, la mente, las emociones o el espíritu.

Algo que hacer

Piense en un momento en que Dios intervino en su vida, cuando estaba abajo y hacia fuera. ¿Dios usó a otras personas o circunstancias que le levante de la cisterna? Escribe un breve párrafo al respecto y busca a alguien para leérselo. Esta podría ser su ‘salmo’ como el de David. Revive la experiencia como usted expresa su agradecimiento a alguien más.

Algo para orar

“Gracias Señor Dios que te preocupas por cada parte de mi vida, y en todo momento. Gracias porque no hay hoyo tan profundo porque tu amor es más profundo aún. Ven cerca de mí, sobre todo en esos momentos cuando me siento abajo, o “en un pozo”. Levántame, sáname, Devuélveme a la vida. En el nombre de Jesus. Amén. “

Tal vez hay gente que conoces que ahora están experimentando la vida en un pozo “. Ora por ellos la oración que haz orado por ti mismo. Imagínese llegar a Dios a ellos ahora, y levantándolos, al igual que en esos versículos en el Salmo 30.

Andy Parnham, Pastor de Brockley Community Church, Londres.
www.christianaid.org.uk
Traducido por www.poderypaz.com

A CONTINUACIÓN DEJE SU COMENTARIO A ESTE ARTICULO