Reflexiones

El pez globo

Es considerado por muchos como un animal, pequeño, torpe y lento, se le conoce con este nombre puesto que cuando se encuentra en situaciones adversas, aumenta su tamaño inflándose ya sea con agua o con aire, para así escapar y no ser devorado por sus depredadores. Según National Geographic esta capacidad de inflarse se debe a que posee un estomago muy elástico y ágil para llenar se agua, algunas especies en su parte exterior poseen unas espinas muy afiladas. Aparte en su interior tienen tetrodotoxina una sustancia mucho más letal que el cianuro. Dios no se equivoco en nada de lo que creo, y si bien es cierto tenemos mucho que aprender de los animales.

Capacidad temida de este pez: Cuantas personas son consideradas torpes, sin aparentes capacidades e insignificantes, o incluso ellas mismas se consideran así, hay personas que les toca mostrarse tal como NO son solo para no ser devorados por la sociedad, muchos se inflan como este pez globo, pero de aire solamente, crecen momentáneamente pero están vacios por dentro, cuando en su interior se encuentran llenos de veneno y se protegen con espinas para que nadie le haga daño.

Personas que precisamente han sufrido y han estado en situaciones al borde de ser destruidos que van creando en ellos esa capacidad para defenderse o aislarse, cuando la solución verdadera es acercarse a Dios, perdonar y ser restaurados por El. Personas vacías, con resentimientos, odio, rencores, muchas veces pueden destilar veneno con sus palabras o actitudes, dañando el corazón de los demás. ¨Pero el Señor le dijo a Samuel: No te dejes impresionar por su apariencia ni por su estatura, pues yo lo he rechazado. La gente se fija en las apariencias, pero yo me fijo en el corazón.¨ 1 Samuel 16: 7 (Nueva Versión Internacional).

Capacidad admirada de este pez: podemos aprender de este pez desde otro punto de vista, no mostrar temor frente a las adversidades, pues debemos hacerle frente al enemigo, pues aunque somos débiles, Dios es nuestra fortaleza, ¨Y me ha dicho: Bástate mi gracia; porque mi poder se perfecciona en la debilidad. Por tanto, de buena gana me gloriaré más bien en mis debilidades, para que repose sobre mí el poder de Cristo. Por lo cual, por amor a Cristo me gozo en las debilidades, en afrentas, en necesidades, en persecuciones, en angustias; porque cuando soy débil, entonces soy fuerte.¨ 2 corintios 12: 9-10 (RVR1960).

Nuestro tamaño debe aumentar primero espiritualmente, creciendo en Dios, a través de la oración, el ayuno, la palabra. Eso nos hará actuar como verdaderamente somos, unos más que vencedores por medio de aquel que nos amó. (Romanos 8:37).

Fuente: Destello de su gloria

A CONTINUACIÓN DEJE SU COMENTARIO A ESTE ARTICULO