Vida Cristiana

¿Eres tierra fértil?

“Decía además: Así es el reino de Dios, como cuando un hombre echa semilla en la tierra; y duerme y se levanta, de noche y de día, y la semilla brota y crece sin que él sepa cómo.  Porque de suyo lleva fruto la tierra, primero hierba, luego espiga, después grano lleno en la espiga; y cuando el fruto está maduro, en seguida se mete la hoz, porque la siega ha llegado”. Marcos 4:26-29

Jesús nos ha dicho que hay cuatro lugares donde pueden caer las semillas. ¿Cómo saber si yo soy tierra fértil? La mayoría pensamos que somos buena tierra, es decir que somos buenas personas, buenos cristianos y que cuando muramos vamos a ir al cielo. ¿Será cierto?

Creo esa es la intención de esta parábola, quitarnos esta duda. Jesús después de explicar la parábola del sembrador o de los cuatro terrenos. Nos quiere decir como estar seguros que vamos por buen camino. Sabemos que la semilla que cayo en tierra fértil da frutos, pero cómo es que funciona eso. ¿Cómo se que soy tierra buena?

Bueno pues creo que el pasaje nos da hay 5 ideas o principios para poder saberlo:

1.-Asegúrate de nacer – “la semilla brota…”

Sabemos que para que nazca un bebé se necesitan tener relaciones sexuales, eso es lo que tenemos que hacer para asegurarnos que un niño “venga” al planeta tierra, ¿qué hacer para nacer de nuevo? La Biblia habla de un nuevo nacimiento ¿qué hacemos? La respuesta es: Arrepiéntete y cree en Jesús

Esto es signo de ser tierra fértil. Debes de asegurarte de nacer. ¿Has nacido de nuevo?

2.-Asegúrate de estar creciendo. – “la semilla brota y crece…”

El primer punto podemos decir “que está fácil”, ya me arrepentí y ya creí. Si, esto es verdad, entonces debes de empezar a crecer espiritualmente. Crecer en conocimiento, leyendo la Biblia; crecer en sabiduría, caminando con Dios; crecer en amor, juntándote con Jesús; crecer en justicia, obedeciendo a Dios, etc. Se trata de crecer, de madurar,  de no estar igual que antes, de cada día ser más como Jesús.

Estar creciendo es un signo de ser tierra fértil ¿Estás creciendo?

3.-Asegúrate que no dependa de ti – “…sin que él sepa cómo”

Otra señal es, que te empiezas a dar cuenta que no depende de ti. Podemos decir que todo empieza a acomodarse, empiezan a pasar muchas “coincidencias” o como me gusta llamarles “Dioscidencias”. El camino aunque muchas veces es difícil, después de transitarlo, vemos que en realidad no hicimos mucho, la verdad, Dios hizo todo. Nos fue dando fuerzas durante todo el camino. La gloria no es para nosotros sino para Dios.

Dar la Gloria a Dios es un signo de ser tierra fértil ¿Quién hace las cosas tú o Dios?

4.- Asegúrate que es automático – “Porque de suyo lleva fruto la tierra…”

¿Quién le enseño al pez a nadar? ¿Quién le enseño al bebé a llorar? ¿Quién le enseño al perro a ladrar? La respuesta es obvia, nadie. Es automático, simplemente es porque ellos son así, son perros y ladran, son bebes y lloran, Dios así los creó. Del mismo modo, los cristianos automáticamente empiezan hacer lo que corresponde a un cristiano, empiezan a ser lo que conocemos como el fruto del espíritu: amor, alegría, paz, paciencia, amabilidad, bondad, fidelidad, humildad, dominio propio, fe templanza.

Ser cristiano de manera automática es signo de ser tierra fértil ¿Te estas esforzando demasiado o es automático?

5.-Asegúrate de llegar al final – “y cuando el fruto está maduro”

Alguna vez escuche que todos tienen iniciativa, pero no todos tienen “continuativa” y muchos menos tienen “terminativa”, quiero decir que es fácil empezar pero no es sencillo terminar.

“Muchos corren, pero uno solo gana el premio. Corran pues, de tal modo que lo consigan” No todos terminan, no todos llegan al final. Lo podemos ver en las escuelas, entran miles y miles de niños, sin embargo se gradúan muy pocos profesionista.

No quedarse en el camino es signo de ser tierra fértil ¿Y tú vas a llegar al final?

¿Eres tierra fértil? Asegúrate de serlo.

Enviado por Alejandro Cunillé Fuentes

A CONTINUACIÓN DEJE SU COMENTARIO A ESTE ARTICULO