Reflexiones

Lo insignificante

Decía también: ¿A qué haremos semejante el reino de Dios, o con qué parábola lo compararemos? Es como el grano de mostaza, que cuando se siembra en tierra, es la más pequeña de todas las semillas que hay en la tierra; pero después de sembrado, crece, y se hace la mayor de todas las hortalizas, y echa grandes ramas, de tal manera que las aves del cielo pueden morar bajo su sombra Marcos 4:30-32

Imaginemos que Jesús le manda el Curriculum Vitae a una consultoria para ver si sus discípulos están listos para seguir con los negocios de su Padre.

Sr Jesús:

“Gracias por habernos confiado los Curriculum Vitae de los doce hombres que usted ha elegido para puestos de responsabilidad en su nueva organización. Los hemos sometido a una serie de impresionante tests, y los resultados han sido analizados por la computadora. Además hemos realizado una entrevista personalizada con nuestro psicólogo y consultor en aptitudes para el marketing y gestión de empresas.

Nuestro despacho llegó a la conclusión de que la mayoría de sus candidatos carecen de experiencia y apenas tienen formación y aptitudes para el género de empresa al que usted tiene previsto lanzarse. Les falta espíritu de equipo y continuamente discuten entre ellos. Le recomendamos continuar su búsqueda para descubrir otros candidatos que tengan mayor experiencia en la gestión de tales negocios y que den pruebas de su competencia.

Simón Pedro, por ejemplo, es un inestable emocional, muy cambiante en su estado de ánimo. Demasiado terco e impulsivo para ser un líder como usted proponía. Su hermano Andrés no tiene verdaderamente ningún don especial para asumir responsabilidades. Los otros dos hermanos, Juan y Santiago, los hijos del Zebedeo, sitúan su promoción personal por encima de los intereses del colectivo.

Tomás es un incrédulo total en cuanto al éxito del proyecto. Mateo figura en nuestras listas negras de honradez en los negocios económicos. Felipe ni siquiera ha terminado de conocerle a usted lo suficiente como para embarcarse es esta aventura. Bartolomé, Santiago el de Alfeo, Judas Tadeo y Simón el Cananeo son muy reservados y han pasado las pruebas con más pena que gloria.

No obstante de la incompetencia general, uno de los candidatos tiene grandes posibilidades. Es capaz e imaginativo, apto para cerrar tratos y con un sentido muy desarrollado para los negocios económicos. Se hará pronto con influencias entre los más poderosos. Por todo ello, le aconsejamos tomar a Judas Iscariote como administrador y brazo derecho. Es el más motivado, el más ambicioso y no le tiembla el pulso a la hora de tomar decisiones drásticas. Del resto de candidatos es mejor que se desprenda usted lo antes posible.”

Dios cambió al mundo con 11 personas, que parecerían las más insignificantes, los menos aptos, en otras palabras las semillas más pequeñas. Sin embargo los discipuló, los corrigió, los amo, los ayudó, los trabajó, les tuvo paciencia, los hizo crecer, es decir, los hizo ser la mayor de las hortalizas. Y no sólo eso sino han sido bendición para otros, es decir podemos morara bajo su sombra.

Ese es el reino de Dios, de lo más insignificante como nosotros puede hacer algo grande.

Enviado por Alejandro Cunillé Fuentes

A CONTINUACIÓN DEJE SU COMENTARIO A ESTE ARTICULO